noviembre 16, 2015

Ediles se embolsan apoyos para artesanos y comerciantes

Pedro Tonantzin/Sur Digital

 

Zacatepec, Mor.- La regidora del ayuntamiento de Zacatepec Alondra Marban Álvarez, denunció el desvió de por lo menos 2.5 millones de pesos del Fondo de Aportaciones Estatales para el Desarrollo Económico (FAEDE), luego de investigar que ninguno de los beneficiarios recibió el apoyo económico.

 

En la lista de 83 beneficiarios, aparece su madre Graciela Álvarez Cornejo, quien en la fecha en que supuestamente recibió la ayuda económica, se encontraba en el hospital del ISSSTE convaleciendo de una enfermedad renal que la incapacitó, además el ayuntamiento certificó que tomó un curso en el servicio nacional de empleo al cual nunca asistió.

 

La regidora se hizo acompañar de varios ciudadanos que aparecen en la lista de beneficiarios, los cuales aseguran que nunca recibieron los recursos, pero lo más grave es que nunca firmaron los documentos para recibir los beneficios, ni tampoco entregaron sus documentos personales para la gestión de los apoyos.

 

La inconformidad de la regidora Alondra Marbán, comenzó cuando se dio por concluido el ejercicio de los recursos 2015, sin que se realizará un acto público de la entrega de apoyos, sin embargo, tampoco se le entregaban los expedientes de los beneficiados para que los revisara, situación que alertó sobre un posible acto de corrupción.

 

El ayuntamiento de Zacatepec, atraviesa por una grave crisis de Gobernabilidad, luego de que un grupo de regidores impidió el regreso de Abdón Toledo como alcalde, luego de haber renunciado al cargo para competir por una diputación federal, en su lugar asumió el cargo su suplente Juventino López Serrano.

 

Ese desorden administrativo fue aprovechado por los regidores Elisa Karen Popoca, Gabriel Salazar Enríquez y Evaristo Salgado de Paz, además del Sindico Mauricio López Salgado, para que el director de Desarrollo Agropecuario Cesar Merino, les entregara los recursos.

 

Este lunes la regidora presentó la denuncia ante la contraloría municipal, pero de acuerdo al testimonio de Alondra Marbán, tras realizar la investigación sobre quienes habían recibido el recurso, el funcionario municipal Cesar Merino, le confesó que el había sido amenazado y el recurso se los había entregado a los regidores y al sindico.

 

El expediente para recibir los recursos estaba debidamente integrado y según la regidora, no despierta ningún tipo de sospecha, sin embargo, al momento de tener uno de los expedientes de los beneficiarios, estos les informaron que no habían recibido el dinero y más adelante confirmó que su propia madre aparecía como beneficiaria sin haber recibido un solo peso.