En riesgo de contraer Covid-19 policías privados en hospitales

En riesgo de contraer Covid-19 policías privados en hospitales

352
abril 2, 2020
  • Empresas omiten darles lo mínimo para su protección

Alejandro Cárdenas/Sur Digital

Personal de seguridad privada en hospitales públicos se encuentran expuestos a contagio de covid-19 y pueden convertirse dentro de los nosocomios en propagadores por carecer de protección.

Es evidente el riesgo de contagio en el que se encuentra el personal de seguridad privada en los hospitales públicos para cumplir con sus tareas al recorrer sin protección sanitaria, los pasillos y las diversas áreas ya que lo hacen con tan solo su uniforme que consiste en una sencilla gorra negra, casaca blanca de manga corta bordada con la razón social de la empresa, pantalones de polyester, cinturón de seguridad, zapatos ordinarios o bota y lo hacen de forma rutinaria, como si fuera un día antes de la declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud, el 11 de marzo de 2020.

El ejemplo palpable es en Cuernavaca, en la clínica 1 del IMSS Plan de Ayala, donde se puede apreciar en una fotografía tomada por un trabajador de ese nosocomio, a un camillero protegido con bata, cubrebocas, careta, gafas y guantes, empujando una camilla prácticamente encapsulada por un pasillo y en ella se mira un paciente que según la versión del autor de la fotografía, -que por razones obvias se protege su identidad- asegura que era una persona que arrojó positivo en el examen para detectar el virus y en esa misma imagen, se aprecia a casi un metro de distancia, a un elemento de seguridad privada contemplando el paso de la camilla sin protección alguna.

Esta misma circunstancia de desprotección y riesgo se repite en el Hospital General “José G. Parres” donde el personal de seguridad privada que custodia los accesos, tiene contacto con público en general, ronda pisos, áreas diversas y se mueve con total libertad, tampoco realizan su función con las mínimas normas de seguridad que las circunstancias exigen en este momento crítico donde el gobierno federal ha instruido a la población permanecer en cuarentena para evitar cualquier contagio y estos trabajadores de seguridad privada, están expuestos de manera permanente en los hospitales mientras transcurren sus turnos que son por lo general de 24 horas continuas por 24 de descanso.

El riego de contagio para estos trabajadores es alto y que pueden convertirse en propagadores del virus sin saberlo.

Las empresas de seguridad privada están omitiendo proteger a sus asalariados y deben ser reconvenidas por las autoridades competentes para exigir la protección de sus empleados.