noviembre 26, 2019

La Pera-Cuautla la ruta del secuestro, sin vigilancia y con accesos clandestinos

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- El secuestro del Ex rector Alejandro Vera Jiménez y su esposa, puso al descubierto el modus operandi de bandas dedicadas al secuestro exprés en la autopista La Pera-Cuautla, algunas de las víctimas son asesinadas por sus plagiarios, luego de ser privadas de la libertad.

El pasado 13 de noviembre el ex rector sufrió una ponchadura de llanta y paró en un tramo cercano a la caseta de cobro de Oacalco, ahí fue plagiado dos días, después fue liberado, el impacto nacional que causó en los medios de comunicación movilizó a las autoridades estatales y federales para rescatarlo.

Otra pareja de ciudadanos fue secuestrada el 19 de noviembre, el aparato de seguridad Estatal y Federal fracasó y ambos fueron asesinados, sus cuerpos fueron hallados en el Estado de México el pasado viernes 22, para ellos no hubo justicia, ni se volcó el aparato de Estado para rescatarlos.

Sin embargo para Adriana Pineda Fernández Fiscal Antisecuestros de Morelos, se trata de bandas criminales de bajo perfil. Para los trabajadores de los tramos carreteros de cuota esta versión es falsa, hay un intrincado sistema de caminos clandestinos que les permite a los secuestradores entrar y salir sin ser detectados por las cámaras de seguridad.

Martín Curiel Gallegos líder del sindicato explicó: “Hay muchas salidas clandestinas que ha estado abriendo esta gente que se dedica a estas actividades, las hay aquí varios escapes por así decirlo, en La Pera-Cuautla, en la México-Cuernavaca, en la México-Acapulco tiene un mayor número de salidas clandestinas, entradas y salidas clandestinas y es por ahí, por donde se fuga esta gente”.

Al tratar de cerrar estas brechas que les permiten huir a los criminales, los trabajadores de Caminos y Puentes han sido heridos y amenazados, incluso una ambulancia ha sido quemada confirmó el dirigente sindical.

“Y ahora el problema que estamos viviendo es que la gente nuestra que llega a cerrar estos accesos, pues es agredida, es amenazada con armas largas y les impiden que puedan realizar sus trabajos de cerrar estos accesos”.

La inseguridad de los Caminos de Couta dijo, es notorio porque en el mayor número de llamadas que ahora se reciben en los números de emergencia de las autopistas no es por fallas mecánicas o accidentes, sino para dar aviso de incidentes delictivos.

Curiel Gallegos insistió: “Ustedes saben que Caminos tiene el 074 y que tiene la capacidad de contestar todas las llamadas, fue diseñado para auxiliar a la gente que se accidenta en la carretera…pero el mayor número de reportes son en relación a asaltos o actividades delictivas”.

Pese a el incremento de esta actividad en dicho tramo carretero, ni las autoridades federales y estatales se han coordinado para impedir la operación de estas bandas criminales.

 “Ahora la modalidad de secuestro se ha estado agravando un poco en este tramo de La Pera-Cuautla, es un camino angosto de dos carriles, es un camino directo es de cuota y pues lo que lamento yo es que la Policía Federal de Caminos no ha demostrado su capacidad”.

Usuarios de dicha autopista como El Capitán Villa retirado de la Armada de México, dijo: “Pues mire donde se tiene que bajar un poco la velocidad por las subidas, antes de La Pera, después de La Pera, pues hay que estar a la abusada, y por supuesto seguros puestos, vidrios arriba y ya, con eso bueno cargar gasolina, ahorita usted ve esta es la última gasolinera aquí cargo y no me vuelvo a parar, ni a un restaurancito, ni a nada…si me choca alguien, pues ni modo, me sigo, si me ponen algún obstáculo, lo evado, si me puedo echar en reversa, me echo en reversa, el chiste no es hacerle frente a los delincuentes porque son más”.

Laura Domínguez usuaria del camino de cuota, también expreso: “Yo voy manejando de aquí a la Ciudad de México y de la Ciudad de México me vine para acá y de ninguna forma me atrevería a detenerme…bueno hace ratito que vine de la Ciudad de México para acá no vi ninguna patrulla, ninguna policía, así que desde luego no me pararía, trataría de seguirme aunque esté el auto averiado”.

Hasta hoy la seguridad en dicha autopista no se ha incrementado y los botones de emergencia en su mayoría no funcionan por las reparaciones que se hacen en dicho tramo, otro factor que juega a favor de los criminales es que hay puntos sin cobertura telefónica donde es imposible que los usuarios pidan ayuda ante una avería en su auto.