noviembre 16, 2021

Médicos de Hospital en Cuernavaca niegan aborto a niña violada

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- Hace tres años Silvia “N” fue violada en la casa donde trabajaba como empleada domestica, tenía 13 años, producto de esa agresión sexual quedó embarazada, la violación ocurrió en diciembre del 2018 y hasta enero del 2019 le informó a su mamá.

Su madre y la menor solicitaron la interrupción legal del embarazo, por que en Morelos la ley lo permite, sin embargo, en el Hospital Parres de Cuernavaca se lo negaron, incluso en las primeras revisiones descartaron que tuviera un embarazo.

La menor tuvo que abortar en la CDMX, asistida por organizaciones de la sociedad civil y presentó una queja ante la Comisión de los Derechos Humanos en Morelos, la cual fue rechazada, en sus argumentos aseguran que la medida tiene como objetivo frenar una generalización del aborto en mujeres de Morelos.

Nadxieelii Carranco Lechuga, Visitadora Derechos Humanos, precisó que la recomendación no puede ser aceptada de forma parcial: “Las recomendaciones pueden o no ser aceptadas, la ley no habla de recomendaciones parcialmente aceptadas, sin embargo los servicios de salud por negar el aborto a una adolescente por una violación, establecen de las 8 recomendaciones que hacemos en el documento aceptan cuatro y rechazan tres”.

El Director de los Servicios de Salud de Morelos Héctor Barón y el Director del Hospital Víctor Manuel Martínez, tenían hasta este 14 de noviembre para aceptar la queja, ahora el Congreso de Morelos tendrá que revisar su actuación y sancionarlos.

A través de los abogados del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), la menor de edad ha iniciado un proceso legal contra los directivos del Hospital que le negaron su derecho a decidir.

La activista Tania Osiris Cabrera de la Colectiva Divulvadoras, lamentó: “También les recordamos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 20 de septiembre de este año, ha hecho un fallo en el que dicta que a las mujeres se les debe garantizar su derecho al aborto y que la objeción de conciencia queda totalmente invalidada”.

El caso ha causado indignación entre las feministas, quienes alertaron que el Congreso ha sido omiso, ya que de forma sistemática, los médicos y todos los servidores públicos en Morelos, se cobijan en la objeción de conciencia para negar el aborto a mujeres violadas.

Ana Carina Chimacero de la organización Marea Verde Morelos, que hay una red que impide a las mujeres acceder a las causales legales de aborto: “En su mayoría las mujeres no acceden a las causales por la omisión de la autoridad, desde la Fiscalía, desde el Sector Salud, desde todas las áreas que le competen como el Instituto de las Mujeres, las instancias de las mujeres para las mujeres en el Estado que no tienen información suficiente, relevante y actualizada sobre los protocolos a seguir”.

Esta es la segunda ocasión que se tiene conocimiento, que directivos del hospital le niegan a una menor abortar, en el 2016 una niña demandó y el caso llegó hasta la SCJN, quien ordenó al Gobierno Estatal reparar el daño e indemnizarla por más de un millón 500 mil pesos.

La Diputada Alejandra Gordillo es la Presidenta de la Comisión de Salud y se negó a responder, el tema incluso ha sido congelado en el Congreso tras la intervención del Obispo de Cuernavaca, para aplazar la votación de la reforma que legaliza el aborto en todas sus formas.