agosto 11, 2022

Orden de abrazos, no balazos “humilla a militares”: Obispo de Cuernavaca

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- La impunidad en que se encuentra inmerso el país, lo ubica como la nación más impune del continente americano, lo peor es que el Gobierno Federal con su política de abrazos y no balazos a dado órdenes a los militares para someterse a los criminales a un grado de humillación, afirmó el Obispo de Cuernavaca Ramón Castro Castro.

Desde el púlpito el Obispo, y Secretario del Episcopado Mexicano, detalló: “No todos estos criminales digan jamás me van a hacer nada, que triste es ver a los militares humillados, porque tienen la orden estricta de no responder a ninguna agresión, humillados los militares, no pueden hacer nada, es orden estricta, dios nos ayude y no perdamos la esperanza”.

La impunidad dijo, les da seguridad a los criminales y termina la sociedad deja de tener confiar en las autoridades: “somos el cuarto país con esta crisis de justicia y estadística, el cuarto lugar en impunidad en todo el mundo y el primer lugar en el continente americano, ¿México que te pasa?, donde está la autoridad, donde está el Estado de Derecho”.

Los diferentes colectivos de víctimas participaron en la misa y llevaron las ofrendas al altar, junto al “altar de la palabra” fueron colocadas dos mamparas con fotografías de desaparecidos y en el altar fueron depositadas las mantas con fotografías que cargan las madres de las personas ausentes, unas desde hace 10 años y otras recientemente.

El Obispo agregó: “Duele también muchísimo, de cada 100 delitos en México, sólo se denuncian 7, 93 no se denuncian y es lo que llamamos la cifra negra, eso es preocupante, doloroso, delitos que permanecen en el desconocimiento de las autoridades”.

Y agregó: “De los 7 delitos que sí se denuncian sólo un 5% es sentenciado, así de grande está la situación, así de grave están las estadísticas oficiales, de ese 7% que se denuncia, sólo cinco por ciento recibe sentencia”.

El obispo dedicó su misa dominical a los familiares de 120 mil personas desaparecidas en el país, para visualizar y pedir que todo católico no sea indiferente y ayude a las víctimas y a las autoridades cambiar la estrategia de seguridad.

El próximo domingo se realizará en las parroquias de todo el país, la oración especial para la conversión de los victimarios y para un buen gobierno, además no descartó que la iglesia convoque a una marcha nacional por la paz.

A %d blogueros les gusta esto: