Pide madre a Fiscal, reconozca su error por entregarle cuerpo equivocado

Pide madre a Fiscal, reconozca su error por entregarle cuerpo equivocado

146
febrero 7, 2020

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- La madre a quien le entregaron el cuerpo de un hombre que no era su hijo, pidió al Fiscal de Morelos Uriel Carmona Gándara, que reconozca su error y corrija al personal de esa institución que entregó un cuerpo que no era el de su hijo.

Felicitas Tijera Carvajal lamentó: “Yo le pido al Fiscal pues que reconozca su error, que reconozca que su personal no hizo los trámites correspondientes. Que tan fácil era que él, el personal más bien les hubiera mostrado las cicatrices lo que ellos pedían, que les enseñaran el tatuaje de Dania Grande es el nombre de su hija, los dientes, la cicatriz de la pompa que es visible puesto que eso tiene entre 5 y 6 meses que lo atropelló una camioneta”.

El cadáver fue entregado el pasado 16 de enero, cuando la Fiscalía entregó el cuerpo en una caja sellada en la que aseguraba esta en su interior Jonathan Martínez Tijera, quien había fallecido producto de un infarto y un problema de adicción al alcohol.

La mujer lo lloró, veló y enterró: “Hay joven que quiere que sienta o sea es horrible que le digan a uno que su hijo está muerto, que ahora sí llorarlo, velarlo y además enterrarlo, o sea imagínese que yo no hubiera encontrado a mi hijo en el anexo hasta ahorita no, y que mi hijo saliera del anexo y que me fuera a tocar a mi casa a la 1 o 2 de la mañana como luego iba porque si le gustaba tomar y que yo lo viera, o sea el impacto igual y me hubiera dado un infarto entonces no se vale”.

Su hermano de Jonathan, Arturo, también relató que la madrugada de ese 16 de enero, ellos fueron a reclamar el cadáver y el personal de guardia dormía y no los atendió hasta las 9 de la mañana la Fiscalía entregó el cadáver a una funeraria.

Arturo Martínez dijo: “Ya el señor salió tallándose los ojos como si estuviera durmiendo, y ya nos dijo, que estaba pasando y ya le dijimos que veníamos a reconocer un cuerpo, y me dice que características tiene y ya le dijimos tiene un tatuaje que tiene Danya en el pecho, lo de la pompa que tiene una cicatriz, lo de su operación de hígado que tuvo, los dos dientes frontales que no los tiene y una cicatriz que tiene de este lado, entonces se le dice que si nos puede enseñar el cuerpo para ver si era y me dice que no, que definitivamente no porque estaba en estado de descomposición”.

El hecho de no ver en cadáver le causó angustia a su madre, quien en un momento intentó abrir el féretro para tratar de cerciorarse que se trataba de Jonathan, pero no pudo conseguirlo.

Felicitas narró su desesperación en el funeral: “Hubo un momento que a las tres o cuatro de la mañana que yo me quedó sola, porque mis familiares, mis hermanas, mi sobrina que eran los que me estaban acompañando en la velación del cuerpo se fueron a descansar y yo me quedé velando el cuerpo, yo lo quise abrir el féretro, yo lo quise abrir para ver a mi hijo, yo lo quise ver, pero desgraciadamente yo le di la vuelta, le quise alzar la tapa y no pude estaba sellado”.

El pasado sábado 1 de febrero fue al anexo “Los Laureles” y tuvo un recuentro con su hijo, quien era atendido desde hace unos dos meses en ese lugar, debido a su problema de adicciones.

Para su madre fue un momento de mucha emoción, “No pues veo a mi hijo y nos abrazamos lloramos y yo creo que le lloré mas ahí de verlo que estaba vivo que en el féretro que ahí nunca lo vi, y entonces yo le dije a mi hijo, hay híjole digo porque yo ya te enterré, te hicimos tu funeral y todo, mi hijo Arturo le enseña las fotos de su funeral y mi hijo hace esto. ¡pero estoy bien, y e estoy aquí!, y le digo si mijo gracias a dios”.

La madre de Jonathan presentó una denuncia y el Fiscal está en la espera de que se hagan las investigaciones, y el cuerpo que presuntamente es de Germán N. tiene que ser exhumado y realizarse la comparación de su ADN con el de los familiares.