enero 16, 2020

Pide transexual le paguen daño, por negarle acta de nacimiento como mujer

La primera mujer trans, a nivel nacional, obtiene el Registro Estatal de Víctimas por violaciones a sus derechos humanos por parte del Registro Civil del estado y del Congreso Local. 


Buscan crear un precedente en la reparación de violaciones a derechos humanos por identidad o expresión de género.

Gobierno del Estado, a través de la Comisión Estatal de Atención y Reparación a Víctimas, tendrá que hacer una reparación integral del daño por violaciones a sus derechos humanos. 


En el mes de noviembre del 2019 la asociación Equidad y Participación Ciudadana obtuvo un amparo a favor para que una mujer trans pudiera cambiar el nombre y sexo en su acta de nacimiento, durante el juicio se le solicito al juez federal la reparación integral de la quejosa, en virtud de haber sufrido violaciones a sus derechos humanos al negarle el Registro Civil del Estado y el Congreso Local la rectificación del acta de nacimiento de acuerdo con su identidad de 
género.

Por lo tanto, el juez resuelve darle la calidad de víctima y salva guarda sus derechos para que a través de la Comisión Estatal de Atención y Reparación a Victimas del estado de Morelos, se haga la reparación correspondiente. 


La Comisión Estatal de Atención y Reparación a Víctimas en cumplimiento con la sentencia, le otorgo el Número Único de Identificación para el Registro Estatal de Victimas, toda vez que reuníamos los requisitos marcados por la Ley de Victimas del Estado de Morelos, esto con la finalidad de acceder a una reparación integral como establece la ley, el Estado reparará a través de la Comisión Estatal de Atención y Reparación a Víctimas, de forma integral el daño causado a la víctima en aquellos casos en que la víctima haya sufrido daño o menoscabo a su libertad, daño o menoscabo al libre desarrollo de su personalidad, como es el caso de nuestra compañera. 


La reparación integral se otorgará, según marca la Ley, por todos los perjuicios, sufrimientos que sean consecuencia de la violación de derechos humanos por parte de la Dirección General del Registro Civil del estado y del Congreso Local, estos perjuicios, sufrimientos y pérdidas incluirán, entre otros y como mínimo: la reparación del daño sufrido en la integridad física de la víctima, la reparación del daño moral sufrido por la víctima, entendiendo por éste los sufrimientos y las aflicciones causados a la víctima directa, el resarcimiento del lucro cesante, medidas de rehabilitación, medidas de satisfacción la pérdida de oportunidades, en particular las de educación y prestaciones sociales.

La reparación debe ser acorde a los máximos estándares establecidos en los tratados internacionales de derechos humanos de los cuales México forma parte. 


Este es un preceder histórico para la comunidad LGBTTTI de Morelos, ya que hace cumplir mandato constitucional del artículo primero, que dice que cuando una autoridad viola un derecho humano, se debe garantizar la reparación que sufrieron a consecuencia de dicha violación.

Es el primer caso de otros más que estamos por iniciar, en cuanto el juez federal otorgue la calidad de víctimas a otras personas trans.