febrero 14, 2020

Piden que INE organice y cuente los votos del SNTE para renovar dirigencia

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- Organizaciones magisteriales de 20 estados del país bloquearon el relevo de las dirigencias locales del SNTE en cinco estados, para forzar a que primero se convoque a la elección del nuevo dirigente nacional en sustitución de Alfonso Cepeda Salas.

Este domingo las corrientes democráticas se concentrarán en Cuernavaca, para exigir que sea el Instituto Nacional Electoral (INE), quien organice el proceso electoral y quien cuente los votos y no la dirigencia de esta organización sindical.

Paul Pliego Escobar Coordinador Estatal de Maestros por Morelos, explicó: “Hasta el día de ayer teníamos 20 estados y cada vez se están sumando más, somos trabajadores de la educación por la democratización del SNTE, así se llama este movimiento nacional…no vamos a permitir en ninguna de las secciones que se lleve a cabo la elección de la dirigencia seccional y sumados a que se realice la nacional”.

Las secciones cuyos periodos para los cuales fueron electos los dirigentes locales del SNTE, ya se vencieron son Morelos, Tlaxcala, Nuevo Léon, Zacatecas y Baja California, por lo pronto el acuerdo es impedir la renovación y promover que se realice el relevo nacional.

Joel Espinoza Obispo integrante de maestros por Morelos, manifestó que la dirigencia en este momento ya se encuentra en la ilegalidad, porque tenía hasta el mes de diciembre para renovar los estatutos y no lo ha hecho.

Además la actual dirigencia tiene intenciones de manipular la elección: “Él se erige como el único árbitro el que va a poner las reglas y el que va calificar los resultados, entonces nosotros pidiendo que sea alguien externo que puede ser el Instituto Nacional Electoral”.

Los voceros del magisterio disidente manifestaron que este es un momento histórico, que los grupos que han impulsado la democratización del SNTE habían esperado y sólo esperaran no más de 15 días para tener una definición y comenzar a movilizarse.

En el caso de Morelos dijeron que todos los problemas de falta de pago no deberían de haberse presentado, porque la dirigencia debería tener como único objetivo velar por los intereses de los trabajadores.