agosto 12, 2020

Profanan más de 200 tumbas del panteón La Paz de Cuernavaca, no hay detenidos

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- Más de 200 tumbas fueron profanadas y se robaron objetos valiosos de tumbas, criptas y capillas familiares, en algunos casos se llevaron las urnas con cenizas, abrieron féretros y despojaron a los cadáveres de objetos valiosos.

El alcalde de Cuernavaca Antonio Villalobos no ha dado la cara hasta el momento y a los afectados, no se les permitía entrar al panteón hasta esta mañana que obligaron al director del Panteón Miguel Ángel Cuin González a que diera respuesta a los daños, pero se negó a reconocer su responsabilidad en los robos.

Las denuncias llevan más de tres meses desde que en el mes mayo cerraron los panteones al público, y comenzó el saqueó de tumbas con objetos valiosos, metal o mármol, incluso herrería.

Federico Román Segura robaron la tumba de su hija, “que hubo una violación en nuestras capillas en nuestras tumbas, se llevaron ventanas, puertas, completamente todo hicieron destrozos y mi preocupación es que no se haya hecho un daño al cuerpo de mi hija por respeto, el daño, es un dolor muy fuerte que tenemos ya y no es posible que tantas tumbas que se hayan saqueado, no se hayan podido dar cuenta”.

Hasta el momento la dirección de Panteones a cargo del Ayuntamiento de Cuernavaca, no ha hecho un censo con los daños hechos a las tumbas y no ha permitido que los familiares ingresen a sacar evidencia para presentar sus denuncias.

Román Segura añadió: “Pues yo le calculo de unas 200 a 300 tumbas saqueadas, son tanta herrería que se llevaron, ventanas, puertas, que no pudieron haberlas sacado por la barda, ni una persona o dos, tuvo que haber algo que es el mismo personal de aquí que esta coludido”.

Los ladrones no respetaron los cuerpos, ni las cenizas de los difuntos, tiraron el contenido de las urnas para robarlas y en otros casos abrieron los féretros para sustraer objetos de valor.

Oralia Elizabeth López González lamentó: “Abrieron la cripta donde estaban mis familiares se llevaron un cristo, se llevaron la urna de mi hermanita una urna de mármol, se llevaron sillas, se llevaron, es más rompieron cristales”.

Los familiares indignados se citaron a las 11:00 de la mañana en la entrada del panteón e ingresaron para exigir una respuesta a los encargados, les fijaron de plazo hasta el viernes para que den una solución o renuncien a su cargo.

Carlos Torres agregó: “No es posible lo que sucedió y que sigue sucediendo, que estén vandalizando, destrozando, robando, ventanas, puertas, urnas, piezas que para la gente es importante en las tumbas de sus familiares”. En un comunicado emitido por el ayuntamiento de Cuernavaca el pasado martes, no reconoce la responsabilidad de los encargados por sus omisiones, ni establece la posible investigación de los mismos por el saqueo