marzo 25, 2020

Salud ¿con democracia o autoritarismo?

Alejandro Cárdenas

La vigilancia permanente no es un tema oportunista pues se le conoce como espionaje y en la era digital lo validamos cada que empleamos el celular y navegamos en lo gratuito de redes sociales. 

El estadounidense Edward Snowden tuvo las agallas para revelar lo que suena a ficción, https://www.youtube.com/watch?v=IqjU3aLzFVU  aunque por ello lleva años en Rusia refugiado. Gracias a él queda claro lo que en China fue una opción –muy polémica y controvertida para la cultura de Occidente- para contener el Cononavirus y lo hizo con una aplicación móvil que explota el uso de Big Data, el rastreo por GPS, se apropia de datos personales y en conjunto, convierte el poder de la Inteligencia Artificial IA en algo inexcusable y, al parecer contra la pandemia, algo indispensable, aunque ese monitoreo permanente escarba en todo rincón de tu vida privada. https://www.lavanguardia.com/vida/20200302/473825002349/china-receta-big-data-control-ciudadano-lucha-coronavirus-inteligencia-artificial-app.html

En China la app de control sanitario la conocen como “detector de contactos cercanos”, y es el resultado de un trabajo coordinado de tres sectores importantes de ese país, la Oficina General del Consejo de Estado, la Comisión Nacional de Salud y se sumaron las corporaciones del Grupo de Tecnología Electrónica de China.

El país milenario donde inició el brote afirma que funcionó, en Corea del Sur secundaron la estrategia tecnológica y aseguran por igual que disminuyó de manera contundente la curva epidemiológica y están dispuestos a compartir su experiencia con quien quiera llevarla a cabo y según afirman, hasta este momento ningún país ha levantado la mano. https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/02/12/lifestyle/1581515640_220725.html

Administrar la enfermedad

Por lo pronto en México, el martes 24 de marzo, en conferencia de Prensa desde Palacio Nacional, se declaró oficialmente la transición a la segunda fase de contagio, y el doctor Hugo López-Gatell, vocero oficial y encargado de llevar acabo en el país las estrategias pertinentes para afrontar esta pandemia, lo hizo de la siguiente manera:

La oportunidad de México es haber actuado oportunamente en reconocer que esto podía darse y haber planeado el momento correcto de la implantación de las medidas comunitarias. El momento es este y, por lo tanto, queremos declarar formalmente el inicio de la fase dos. El inicio de la fase dos lo que nos permite es trazar el horizonte para los siguientes 30 a 40 días en donde empezaremos a visualizar que México, por haber anticipado dos semanas antes las medidas generales, las medidas masivas que tienen los mayores impactos tanto en reducir la transmisión y desafortunadamente también en las consecuencias sociales, vamos a poder doblar la curva, vamos a poder tener menor transmisión. Quiero ser muy claro, seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos va a llevar a una epidemia más larga”. https://www.gob.mx/presidencia/articulos/version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-martes-24-de-marzo-de-2020

¿Instalar App para pandemias?

Y la pregunta es: la táctica sanitaria en China y Corea del Sur, apoyada con IA para contener la propagación del Covid-19 ¿sería viable en México, ahora que se anuncia la entrada a fase dos? ¿La app mitigaría la fase tres, que significa cuarentena generalizada y afectación a la salud de miles de personas en todo el país con un indefinido número de fallecidos sin contar las pérdidas económicas de millones de negocios cerrados?… en teoría, sólo en teoría, sería factible. Hay razones constitucionales que lo vuelven imposible y por lo visto, sería mejor seguir con la estrategia de administrar a largo plazo la propagación del virus. Veamos un primer escenario teórico, que es el más venturoso, por las cifras.

La población en México hasta el cuarto trimestre del año 2019, según el INEGI, se calculaba en 126 millones 371 mil 358 personas y este instituto en su Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019 ENDUTIH 2019, publicada el 17 de febrero de 2020 estima que el país cuenta con 86.5 millones de usuarios de esta tecnología, lo que representa el 75.1% de la población de seis años o más. Con este porcentaje, hay una posibilidad para el uso de una app de control sanitario.

Continuando con más datos en el uso de telefonía celular en México encontramos que la distribución de usuarios de telefonía celular en los ámbitos urbano y rural, la encuesta estima que para 2019, el porcentaje de usuarios de esta tecnología en el área urbana es de 79.9%, lo que corresponde a 71.2 millones de usuarios, que representa un incremento del 1.1 porcentual respecto del año 2018. Mientras que, en el área rural, el porcentaje de usuarios de esta tecnología es de 58.9%, lo que corresponde a 15.3 millones de usuarios, siendo esta última la que presenta una mayor variabilidad respecto del año anterior, al incrementarse un 3.8 por ciento. En términos aproximados, en 2019 había 86 millones 500 mil personas portando un teléfono celular y van sumando en este 2020, a partir de seis años o más, dice el INEGI.

El gusto y conocimiento en el uso de aplicaciones móviles en México también está contabilizado y se ilustra de esta manera: En 2019, la ENDUTIH estima que 48.3 millones de los usuarios de Internet mediante celular inteligente (Smartphone) instalaron aplicaciones en sus teléfonos. De estos, el 86.4% instaló aplicaciones de mensajería instantánea, el 80.8% para acceder a redes sociales y el 69.6% instaló aplicaciones para acceder a contenidos de audio y video. Por otra parte, el 25.4% de los usuarios utilizaron su dispositivo para instalar alguna aplicación que les permitiera acceder a la banca móvil.

Detector de contacto cercano

En China, el diario Xinhua, el 8 de febrero de este año anunciaba el lanzamiento de la aplicación móvil «detector de contacto cercano». La aplicación fue desarrollada por la Oficina General del Consejo de Estado, la Comisión Nacional de Salud y Corporaciones del Grupo de Tecnología Electrónica de China CETC, recibió el apoyo de varias agencias gubernamentales, incluida la Comisión Nacional de Salud, el Ministerio de Transporte, China Railway y la Administración de Aviación Civil de China para garantizar datos precisos, confiables y autorizados.

La función de la app es permitir a las personas verificar si corren el riesgo de contraer el nuevo coronavirus. Los usuarios pueden escanear un código QR a través de aplicaciones móviles como Alipay, WeChat o QQ para realizar una consulta. Después de registrarse con un número de teléfono, los usuarios deben ingresar su nombre y número de identificación para saber si estaban en contacto cercano con alguien infectado. Se recomienda el uso para quienes han estado en contacto cercano sin protección efectiva con casos confirmados, casos sospechosos o casos leves y se solicita que se queden en casa y se pongan en contacto con las autoridades sanitarias locales. http://en.nhc.gov.cn/2020-02/10/c_76416.htm

La aplicación móvil «detector de contacto cercano» usa el Big Data, emplea rastreo por GPS, tiene libre acceso y sin restricciones a los datos personales, en suma, con este cruce de información para el tema de coronavirus, es capaz de identificar a las personas según tres colores: el verde, para quien puede moverse con libertad; el amarillo, para quien había estado o residido en una zona con peligro de infección, razón por la que debía permanecer siete días en cuarentena; el rojo para quien hubiera estado en contacto con zonas de alta afectación del Covid-19, estando obligado a permanecer catorce días en cuarentena. https://www.lavanguardia.com/vida/20200302/473825002349/china-receta-big-data-control-ciudadano-lucha-coronavirus-inteligencia-artificial-app.html  

Salud ¿con democracia o autoritarismo?

Pareciera una solución distópica, algo salido de la ciencia ficción, pero hablamos de China, una potencia mundial, la llamada “fábrica del mundo” y en lo absoluto esto ahí ha sido un sueño.

En México es más utópica la implementación de esta app y este es por un segundo escenario del que líneas arriba adelantamos, nuestro país tiene un escenario menos “optimista”, así, entre comillas y por un par de sencillas razones: somos un país con garantías Individuales. Sufragamos.

Para los ojos del mundo occidental, esta app es un tema polémico, controvertido, viola las garantías individuales, los derechos humanos, es un pretexto perfecto para aumentar el control y el espionaje ciudadano y pese a la efectividad comprobada de la IA frente el Covid-19, aseguran que oculta consecuencias paralelas. La primera, el evidente peaje de un mayor control social en forma de nuevas app que identifican, analizan, clasifican y atenazan a sus ciudadanos.

Medios de comunicación internacionales cuestionan si es necesario “el autoritarismo como solución” y afirman que en un país con sistema democrático no hubieran sido posible; sin embargo, en el Oriente, el régimen político chino sí lo permite.

Al respecto y en este particular, Byung-Chul Han, filósofo y ensayista surcoreano, experto en estudios culturales y profesor de la Universidad de las Artes de Berlín, reflexiona sobre estos logros: “En comparación con Europa, ¿qué ventajas ofrece el sistema de Asia que resulten eficientes para combatir la pandemia? Estados asiáticos como Japón, Corea, China, Hong Kong, Taiwán o Singapur tienen una mentalidad autoritaria, que les viene de su tradición cultural (confucianismo). Las personas son menos renuentes y más obedientes que en Europa. También confían más en el Estado. Y no solo en China, sino también en Corea o en Japón la vida cotidiana está organizada mucho más estrictamente que en Europa. La conciencia crítica ante la vigilancia digital o el Big Data, en Asia es prácticamente inexistente. Apenas se habla ya de protección de datos, incluso en Estados liberales como Japón y Corea. Nadie se enoja por el frenesí de las autoridades para recopilar datos”. https://elpais.com/ideas/2020-03-21/la-emergencia-viral-y-el-mundo-de-manana-byung-chul-han-el-filosofo-surcoreano-que-piensa-desde-berlin.html

Con este contexto de ubicación cultural, es entendible porqué se obtuvieron estos resultados inmediatos y sin precedentes frente a una nueva sepa de coronavirus. Por algo, Corea del Sur siguió sin prejuicios la estrategia tecnológica, le dio características propias y bautizó la app como «protección de seguridad de auto cuarentena» además, la app se descarga de forma voluntaria.

Mediante inteligencia artificial China aún vigila la temperatura corporal de los ciudadanos. Primero llegaron las cámaras térmicas, hay identificación de rostros en el transporte público y es obligado estar localizado las 24 h del día. Luego, el gobierno de Xi Jinping optó por restringir el libre movimiento en las zonas afectadas por la infección. También recluyó en sus viviendas a millones de personas. Y obligó a mantener su estricto cumplimiento a pie de calle. Al final innovó hasta desarrollar aplicaciones para los smartphone que clasifican a los ciudadanos hasta condicionarles qué hacer y con quién relacionarse.

Para la mentalidad occidental escudriñar datos personales es inmoral y penalizado. Paradójicamente, lo que Edward Snowden denunció sobre vigilancia permanente por parte de EEUU hacia toda aquella persona que haya usado un aparato digital en el planeta, en China y países aledaños, es lo normal.

3ª edad, diabetes, hipertensión…

En menos de tres meses, China superó la crisis del inesperado brote de coronavirus. en un comunicado emitido por el Ministerio de Defensa de China, se asegura que investigadores de la Academia de Ciencias Médicas Militares habían desarrollado “con éxito” una vacuna contra coronavirus SARS-CoV-2.

En México la fase dos ya se anunció, se administrarán las cuarentenas, los recursos para atender los casos confirmados y los sospechosos y las autoridades de Salud, a través de su vocero, Hugo López-Gatell, estiman que coronavirus lo contraerán 70% de los mexicanos (90 millones de personas) pero según las proyecciones basadas en lo ocurrido en la provincia de Hubei, China, solo 250 mil mexicanos desarrollarán la enfermedad de Covid-19 y de esos enfermos el 70% (175 mil 759 mil personas) buscarán atención médica; luego, de ese universo, el 80% sólo requeriría tratamiento ambulatorio, sin hospitalización, mientras que el 20% restante de los enfermos sí requerirían hospitalización, el 14% de ellos no ingresarían a terapia intensiva, y el 6%, que serían 10,528 personas, sí requerirían terapia intensiva y habrán de considerarse los casos más graves.

El dato más fuerte que da el subsecretario de Salud, es que la tasa de mortalidad que el gobierno Federal espera por el coronavirus en esta pandemia es el 2.5% de los pacientes enfermos, lo que significaría cerca de cuatro mil muertos.

Sobre estas cifras, en reiteradas ocasiones se ha mencionado que por el bajo nivel en el sistema inmunológico, el virus se ensaña con adultos mayores a partir de los 60 años cumplidos, personas que ya tienen padecimientos previos como diabetes, hipertensión, obesidad mórbida, insuficiencia renal, lupus, cáncer, enfermedades cardiacas y respiratorias, así como trasplantados.