octubre 14, 2020

Mónica Boggio acusa a diputado de misógino pero no aclara corrupción

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- La Secretaria de Turismo de Morelos Mónica Boggio Tomasaz Merino, acudió al Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos (IMM), a solicitar apoyo y acompañamiento jurídico para iniciar una denuncia por violencia política de género contra el diputado local José Casas González.

El diputado ofreció una rueda de prensa el pasado martes, en el que consideró que la funcionaria “no estaba a la altura de su cargo”, pero además la acusó de haber entregado a las empresas de su padre 12 millones de pesos y no reunir los requisitos para estar en el cargo.

El legislador manifestó que el Gobernador de Morelos no había acudido a un encuentro con la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, el pasado lunes por estar en campaña con el Partido Encuentro Social (PES) en Hidalgo y en su lugar había enviado a la Secretaria de Hacienda que “no tenía la altura para estar con una ministra”.

El legislador dijo: “Porque además Mónica Boggio Secretaria de Hacienda en un manoteo verbal trató de justificar la ausencia del Gobernador, diciendo que para eso tenía un gabinete, cuando ella no está a la altura para sentarse con una ministra, ni tampoco puede equipararse a la representación popular que tiene un Congreso, que tiene un Diputado”.

La secretaria fue recibida por Flor Dessiré León Hernández, presidenta del IMM y al frente del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en la entidad, ahí dijo: “He venido en mi calidad de mujer-ciudadana a solicitar apoyo jurídico, por el daño moral y trato denigrante que recibí de manera pública e injustificada de parte del diputado José Casas”, puntualizó Boggio.

Acusó que en repetidas ocasiones, por el simple hecho de ser mujer, ha sido blanco de un ataque político de parte del legislador, lo cual considera como un insulto y un agravio inmerecido.

Por último, la secretaria de Hacienda dejó en claro “mi dignidad de mujer, la educación que recibí de mis padres, me impiden prestarme a este juego sucio, que sin duda forma parte de una estrategia política mal encausada”.