febrero 5, 2016

Ser secuestrado y extorsionado: Requisito para ser empresario en Guerrero

Jesús Dorantes/Sur Digital

 

Iguala, Gro.- Para ser empresario en Guerrero, tienes que sufrir los embates del crimen organizado, ser secuestrado y extorsionado, las cifras oficiales lo colocan en el segundo lugar sólo por debajo de Tamaulipas, este y otros delitos patrimoniales ocasionaron el cierre de 350 empresas en el 2015.

 

“Al salir de tu casa, he sido levantado, por lo regular de los 6 secuestros que yo he tenido, traigo hasta cachazos, te voy decir que no me da pena comentarlo, hoy un empresario debe de pasar por esto para ser empresario” , aseguró un empresario en forma anónima.

 

No importa el giro de la empresa, ni la discreción de sus finanzas, ya que el crimen organizado puede obtener toda la información de su víctima, motivo por el cual los empresarios desconfían de las autoridades y los bancos.

 

Y agrega, “yo he sido víctima de dos secuestros, la última fue un robo saliendo de una institución bancaria, en el cual tuvo que participar el banco y las cámaras de c4 casualmente estaban apagadas”.

“Si eres proveedor de gobierno ellos tienen copia de tus contratos, si vuelves a tener otro tipo de actividad ellos saben cuándo te depositan, la delincuencia tiene acceso a todo eso lamentablemente”.

 

Denunciar no es garantía de justicia, por lo que cansados de tantos secuestros han decido portar armamento, y en el caso más extremo dormir con una pistola en el buró de su cama.

 

“tu servidor está bien resguardado por armas que tengo, en lo particular en mi hogar, y que la tengo en el buró”, aseguró Adrián Alarcón Ríos presidente de la Coparmex Chilpancingo.

 

Algunos otros por temor a que su familia sufra un nuevo, han decidido encerrarse en sus hogares y llevar una vida sedentaria, teniendo pocas apariciones en público y siempre resguardados por seguridad privada.

 

“Yo vivo siendo prisionero de mi propia cárcel, de mi propia casa, yo vivo en mi domicilio permanentemente, procuro no salir más que a lo indispensable, prácticamente las 24 horas del día estoy arraigado en mi domicilio, por el miedo a sufrir un nuevo atentado”, Pioquinto Damián Huato empresario de Chilpancingo.

 

En el año 2016 el secuestro tuvo un incremento considerable, uno de los casos que destacan, es el del empresario Gustavo Borja , esposo de la síndica del municipio de Pungarabato Rosalba Rendón Andrade, quien renunció a su cargo tras la desaparición de su marido.

 

Además de las 26 personas secuestradas en el municipio de Arcelia Guerrero, por las cuales se pidió un rescate colectivo, pero hasta el momento las autoridades no han detenido al grupo delictivo responsable, denominado “los tequileros” que forman parte del grupo Guerreros Unidos.