febrero 12, 2020

Hijo de Joan Sebastián deja Cuernavaca por acoso de criminales: Cipriano Sotelo

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Cuernavaca, Mor.- En el 2019 la extorsión creció en Morelos 2 mil porciento, no sólo negocios sino hasta propietarios de casas particulares son blanco de estas bandas criminales, entre ellos Julián Figueroa, hijo del extinto Joan Sebastian y la actriz y cantante Maribel Guardia.

Su abogado Cipriano Sotelo confirmó que dejó su casa en Cuernavaca, ante el acosó de estos grupos criminales: “Algunas personas llegaron a casa tocaron a su puerta, pretendiendo buscarlo, hablar con él, en representación de una empresa, se hizo lo propio para buscar a la empresa y no los conocen”.

Este es uno de los modus operandi más frecuentes para el robo y la extorsión en Cuernavaca, los grupos delictivos se guían principalmente por los niveles de consumo de energía eléctrica o agua, para determinar el nivel de vida y lo ingresos de la víctima.

Cipriano Sotelo agregó: “Y yo lo comentaba que eso ocurre tristemente en varios domicilios, hay quienes se ostentan como trabajadores de una empresa de telefonía, de una empresa gubernamental de distribución de agua o de energía eléctrica, entonces hay que tener cuidado, lo que le pasó a Julián le pasa a mucha gente de manera constante, entonces el lo hizo de manera preventiva”.

La Casa de las Palmas fue heredada por Joan Sebastián a su hijo Julián en vida, la cual incluye una extensa área de jardines, caballeriza y más de 10 habitaciones, otros hijos del famoso cantante también tienen su domicilio en Cuernavaca y se les ha pedido tener cuidado.

“A todos se les pide por igual que tomen precauciones, si ven un acto sospechoso no lo hagan saber, para denunciar, para hablarle a la policía en todo caso, pero también de haber oportunidad no estar en un solo lugar fijamente, pero insisto son netamente medidas preventivas”.

Los supuestos técnicos de una empresa telefónica, fueron hasta en tres ocasiones y pretendían entrar a la casa: “Al parecer se acreditaban como representantes de una empresa telefónica, pues de una empresa que todo mundo conoce, verdad, y que la pretensión principal es que les abrieran la puerta y ya dentro ver como esta la estructura y ya después seguramente estar pensando en volver, pero ahí se dio la instrucción de no pasa absolutamente nadie sino cuando nosotros sepamos de quien se trata ”.

Julián Figueroa no ha dejado de visitar Cuernavaca, pero ya no es su domicilio principal y ahora se tiene más cuidado sobre su estancia y sobre todo de las personas que tienen acceso a su domicilio.