mayo 25, 2022

Trabajadores de la Normal de Ayotzinapa instalan  campamento en el Palacio  de Gobierno de Guerrero

Trabajadores de la Normal de Ayotzinapa instalan  campamento en el Palacio  de Gobierno de Guerrero

Kony Vázquez / Sur Digital

Chilpancingo, Gro.- En el municipio de Chilpancingo aproximadamente 150 trabajadores entre docentes y administrativos de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, coloraron un plantón a las afueras del Palacio de Gobierno del Estado de Guerrero, para exigir la incorporación de  trece  de sus compañeros al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE) que desde el 2015 quedaron fuera. Además de exigir   la liberación de siete claves que en enero de 2017 quedaron vacantes por motivos de jubilación.

Eduardo Mora Bello integrante de la comisión negociadora de la Normal Rural de Ayotzinapa, en entrevista informó que ante la reforma laboral los trece docentes y administrativos que no están incorporados al FONE tendrían problemas de estabilidad laboral.

Manifestó que se han reunido en dos ocasiones con el secretario de Educación Guerrero, José Luis González de la Vega Otero, pero no les ha dado una solución convincente ya que la única solución que les ofrece  es que  con el techo presupuestal de las siete claves que están vacantes  pueden resolver algunas solicitudes de incorporación al FONE,  a lo que ellos no aceptaron, ya que señalan que dicha propuesta es una estrategia para desmantelar en recursos humanos y financieros a la escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

“El gobierno se quiere quedar con esas claves, de hecho con eso estaría iniciando el desmantelamiento de la Escuela Normal, porque consideran que con las claves que tenemos pendientes quieren solventar y resolver un problema que la autoridad educativa originó  por desatención o corrupción. Por lo que creemos que no es correcto porque esas claves son del techo financiero de la escuela y no vamos a aceptar tal negociación”, apuntó.

Además denunció que la estrategia de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) es evidente, ya que por otro lado  ha intentado recoger dos plazas más de administrativos que tienen su centro de trabajo en oficinas centrales de la SEG pero que dependen de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos, “estos dos compañeros están a punto de jubilarse y la autoridad asegura que ellos pertenecen a oficinas centrales, pero no es así  sus claves   pertenecen al techo financiero de la normal y aquí deben  quedarse  porque así lo establece la norma educativa”, manifestó.

Refirió  que dicha actitud es una primera acción para reducir el presupuesto de la institución como del personal, para después cerrarla. Ante la falta de respuesta de las autoridades educativas declaró permanecerán con su campamento hasta lograr un acuerdo favorable.

A %d blogueros les gusta esto: